Hace más de una década que la Organización Mundial de la Salud celebra cada 5 de mayo el día internacional de la Higiene de Manos para concientizar sobre la importancia de este  simple pero tan esencial hábito en la atención sanitaria y en la vida cotidiana.

No es casualidad que desde el brote de la pandemia del Covid-19 se remarca constantemente la necesidad de incorporar el lavado de manos para la prevención del virus ya que es el método más efectivo comprobado para la prevención de enfermedades infectocontagiosas. Pero, ¿qué conocemos sobre el impulsor de este descubrimiento?

Ignaz Semmelweis, fue un médico húngaro que en la década de 1840 detectó la relación directa entre la falta de higiene de manos en la atención hospitalaria y la mortalidad de los pacientes. Adelantado a su época, Semmelweis fue duramente desacreditado por analizar de manera crítica las prácticas de su profesión.

Para comprobar su teoría, sólo fue necesario instalar un sistema de lavado de manos en el hospital donde trabajaba para prevenir infecciones cruzadas en los quirófanos. En 1846 se comenzaron a ver los resultados de esta sencilla pero eficaz acción. Gracias a su implementación logró revolucionar el sistema de salud a nivel mundial y su descubrimiento sigue vigente de manera indiscutida hasta el día de hoy.

En el año 2009 la OMS lanzó la campaña mundial “Salve vidas: límpiese las manos” con el objetivo de mejorar la higiene de manos en la atención sanitaria postulando que “una atención limpia es una atención segura”. Si bien el foco de esta campaña estuvo dirigido a la atención médica, la práctica habitual y recurrente del lavado de manos es tarea de todos.

Es importante entender el impacto que este simple acto genera en nuestra salud, ya que los gérmenes que contaminan las manos son los mayores causantes de enfermedades respiratorias y otras más graves, como la Hepatitis A y las diarreas.

Este momento crítico de pandemia que estamos atravesando debería ser un llamado de atención para incorporar en todos los hogares e instituciones el lavado de manos como parte elemental de nuestras rutinas.

Organismos internacionales como UNICEF y la OMS promueven la toma de conciencia de este simple y efectivo acto. En consonancia con este mensaje de concientización que llevan adelante diversos organismos internacionales, Porta Hnos. trabaja activamente a través de su marca Bialcohol para generar acciones que contribuyan a la difusión de información para prevenir enfermedades y cuidar la salud, en centros sanitarios, instituciones educativas y espacios abiertos a la comunidad.

En el siguiente link podrán ver los pasos recomendados por la OMS para una correcta higiene de manos: https://youtu.be/ZVLf3t1kqo0.

7 pasos de una correcta higiene de manos:

  1. Descubrir los antebrazos hasta el codo.
  2. Mojar las manos, aplicar jabón sobre manos y antebrazos.
  3. Formar espuma y lavar manos y antebrazos hasta el codo, con movimientos circulares.
  4. Frotar las manos en las palmas, el dorso y entre los dedos. Mínimo por 30 segundos.
  5. Enjuagar completamente.
  6. Secar con toallas de papel o dispenser de aire.
  7. Para una completa desinfección, aplicar una dosis de alcohol en gel en la palma de una mano. Pasarla sobre el dorso de la otra. Friccionar el dorso de los dedos.